La crónica “Recuerdos de un sismo en San Felipe” de Rivero fue compartida con los presentes durante el acto Universidad

Premian en el CLEY a docente de la UNEY por su participación en concurso de crónicas


Con la obra “Recuerdos de un sismo en San Felipe”
Antonio Rivero recibió su diploma por el tercer lugar obtenido en el concurso

Antonio Rivero recibió su diploma por el tercer lugar obtenido en el concurso

(Prensa UNEY – Luis Loyo).- En el marco de la celebración del día del cronista en Venezuela, el docente e investigador de la Universidad Nacional Experimental del Yaracuy (UNEY) Antonio Rivero Bustillo fue premiado por su participación en el II Concurso de Crónicas del Estado Yaracuy “Domingo Aponte Barrios” durante el acto solemne realizado en el salón de sesiones Hugo Chávez Frías del Consejo Legislativo del estado Yaracuy (CLEY).

Este importante concurso organizado por el Centro de Historia del Estado Yaracuy entregó las distintas premiaciones junto al legislador Víctor Patrizzi, el cronista de San Felipe, Raúl Freitez, el presidente del Instituto de Cultura del estado Yaracuy (ICEY), Rafael Naranjo, el presidente del Concejo Municipal de San Felipe, Omar Martínez y el coordinador del Centro de Historia, William Ojeda, siendo la obra del docente una de las tres mejores.

La crónica “Recuerdos de un sismo en San Felipe” de Rivero fue compartida con los presentes durante el acto

La crónica “Recuerdos de un sismo en San Felipe” de Rivero fue compartida con los presentes durante el acto

Rivero obtuvo el tercer lugar en esta segunda edición del concurso al presentar su crónica  “Recuerdos de un sismo en San Felipe”, la cual tuvo la oportunidad de leer para todos los presentes. En ella relata de manera sencilla la situación que generó el sismo ocurrido el 12 de septiembre de 2009 en San Felipe y otras ciudades del país inspirado desde sus vivencias personales y sus inquietudes, relacionadas con un tema que identifica a esta capital por ser una zona sensible a los movimientos telúricos.

“Este concurso es un hermoso reencuentro con Yaracuy y un diálogo fraterno con todos los concursantes. Mi agradecimiento sincero a Dios, al profesor Freddy Castillo Castellanos y a todos los profesores del Diplomado Gilberto Antolínez para la Formación de Cronistas”, señaló Rivero.

Cabe destacar que es la segunda vez que participa en este concurso, siendo distinguido en aquella ocasión con la mención publicación por su crónica “La Avenida Yaracuy de San Felipe”.

Ha participado además en ponencias y charlas sobre los temperamentos y las relaciones interpersonales

Ha participado además en ponencias y charlas sobre los temperamentos y las relaciones interpersonales

Además de desempeñarse como docente en la UNEY, Rivero Bustillo forma parte de la primera promoción del Diplomado para la Formación de Cronistas “Gilberto Antolínez” que ofrece esta casa de estudios. Actualmente se ha dedicado a investigar el paisaje de la ciudad, sus ríos, calles, plazas, avenidas y personajes, motivado siempre en el hacer y sentir de San Felipe.

Esta faceta le ha permitido compartir con escolares y estudiantes universitarios de diversas instituciones del estado sus crónicas y producciones literarias, buscando siempre la sensibilización y la valoración historia para conservar viva la memoria del pueblo.

Los temperamentos

Recientemente, Rivero fue invitado a participar como ponente en la XVI jornada científica de enfermería realizada en nuestro estado como parte de la programación aniversaria por el día internacional de esta especialidad. Allí tuvo la oportunidad de compartir con las  enfermeras, enfermeros y médicos el tema de los temperamentos y las relaciones interpersonales.

Estudiantes universitarios y escolares han sido sensibilizados por sus crónicas hacia la valoración histórica

Estudiantes universitarios y escolares han sido sensibilizados por sus crónicas hacia la valoración histórica

Centró su intervención en la importancia que tiene la identificación y el efecto de los temperamentos hacia las relaciones humanas, sociales, familiares y laborales. Asimismo definió y explicó los diferentes tipos de temperamentos como el sanguíneo, el flemático, el melancólico y el colérico.

“Es importante valorar la importancia que tiene el reconocimiento del otro para lograr una transformación genuina del temperamento y así mejorar la personalidad y la comunicación en la vida familiar y social, porque cada uno con sus fortalezas y debilidades debe ser reconocido para alcanzar mejores relaciones basadas en el respeto, el amor y la paz”, dijo.

Print Friendly, PDF & Email