El taller brindó a los estudiantes herramientas para el cultivo y obtención de plantas con fines culinarios y ornamentales Universidad

PNF de la UNEY vincula el arte culinario y el turismo con la propagación de plantas


En taller dirigido por especialista de la UCLA
El agrónomo José Díaz explicó las técnicas básicas para el uso de los recursos en la propagación de plantas

El agrónomo José Díaz explicó las técnicas básicas para el uso de los recursos en la propagación de plantas

(Prensa UNEY).- Como complemento para la formación curricular de los estudiantes, la coordinación del  Programa Nacional de Formación en Turismo (PNFT) de la Universidad Nacional Experimental del Yaracuy (UNEY) organizó un taller de  propagación de Plantas, con el fin de conocer las técnicas para la preparación de huertos y plantas aromáticas a cargo de José Gregorio Díaz, docente de la Universidad Centro Occidental Lisandro Alvarado (UCLA).

Esta capacitación se llevó a cabo en la sede del Centro de Estudios para la Hospitalidad y el Turismo (Cehotur) de la UNEY con las diferentes cohortes del PNFT, cuyo taller formó parte de la programación ordinaria que ejecuta la coordinación a cargo del profesor Jorge Fernández, quien indicó que el tema estuvo orientado hacia el aprovechamiento y las bondades que ofrecen ciertas plantas aromáticas para su uso en la cocina, potenciando las materias de gastronomía que cursan los estudiantes y ofreciendo ideas para diversificar los huertos realizados en dicha sede.

Valor culinario y turístico

Estudiantes de las diversas cohortes del PNFT participaron en la actividad

Estudiantes de las diversas cohortes del PNFT participaron en la actividad

Díaz es agrónomo de profesión con una trayectoria de 23 años de servicio en el Decanato de Agronomía de la UCLA. Cumple una labor de extensión universitaria en el asesoramiento de actividades sobre viverismo y propagación de plantas en instituciones educativas, cuya experiencia fue compartida con los estudiantes de la UNEY a través de este taller, dirigido con fines didácticos de aprendizaje en el que se resaltó el valor culinario y turístico.

Para darle entrada a la actividad, Díaz inició explicando que la propagación de plantas no es más que la multiplicación de ellas, o lo que es lo mismo, obtener plantas a partir de otra, ya sea de la semilla o tomando parte de esa planta y colocándola en ambientes adecuados para que se forme una nueva. Durante la parte práctica del taller, utilizó especies como orégano, yerbabuena, menta y algunas hortalizas, con las que hizo una demostración del proceso de propagación por semilla y por estaca.

El taller brindó a los estudiantes herramientas para el cultivo y obtención de plantas con fines culinarios y ornamentales

El taller brindó a los estudiantes herramientas para el cultivo y obtención de plantas con fines culinarios y ornamentales

Asimismo, resaltó los beneficios que tiene cada una de las formas de propagación, la germinación de semillas y la construcción de jardinerías verticales como alternativa en el caso del arte culinario, por ejemplo para restaurantes u hoteles donde los aspectos ornamentales y terapéuticos que brindan ciertas plantas pueden ayudar a liberar estrés y tensiones, haciendo agradable y atractivo el ambiente.
Como aporte conservacionista y ecológico recomendó el uso de material de reciclaje para los semilleros como vasos plásticos y compostación de estiércol de caballo, para lograr una sana y natural nutrición de la planta, así como el uso de estracto de sábila para el enraizamiento de estacas.

Especies como yerbabuena, menta y orégano fueron utilizadas por su valor culinario y aromático

Especies como yerbabuena, menta y orégano fueron utilizadas por su valor culinario y aromático

Respecto a la horticultura urbana y familiar, señaló que “actualmente existe un auge grande en el país pero se debe orientar a la gente y darla a conocer principalmente desde todos los niveles educativos, considerando la educación inicial, básica, secundaria y universitaria para ir creando la cultura y la concientización hacia lo orgánico”.
Agregó que por ello es importante que exista un equipo multidisciplinario con conocimiento pleno en el área que garantice el éxito en esta labor. “No es solo sembrar y esperar, se debe saber que hay que pasar por varios procesos de seguimiento para la obtención de la planta como la sanidad y control de enfermedades, la calidad, la nutrición, la condición de crecimiento, el almacenamiento y garantía de la vida útil del fruto cosechado”, dijo Díaz.

Print Friendly, PDF & Email