Edison Pombilio, de la Organización Arboriescalada de Venezuela, mostró videos y relató experiencias tras 21 días de expedición en la Sierra de Aroa Universidad

“En Yaracuy son infinitas las posibilidades de desarrollar turismo de aventura y naturaleza”


Edison Pombilio en la UNEY

Con un conversatorio y una muestra fotográfica, el Cehotur dio a conocer una expedición realizada en la Sierra de Aroa, en la que un grupo de escaladores evidenciaron la enorme riqueza arbórea de Yaracuy

Con un inspirador conversatorio, el Cehotur invitó a desarrollar el turismo de aventura, de naturaleza y de investigación en el estado

Con un inspirador conversatorio, el Cehotur invitó a desarrollar el turismo de aventura, de naturaleza y de investigación en el estado

(Prensa UNEY – Verónica Pérez Traviezo).- Que los árboles son historia, son vida, son hogar de una pirámide perfecta y armoniosa de biodiversidad y son fundamentales para el equilibrio del ecosistema, fue posible vivenciarlo a través de las palabras y las imágenes presentadas por el arborista Edison Pombilio,  quien fue presentado por el Centro de Estudios para la Hospitalidad y el Turismo (Cehotur) de la Universidad Nacional Experimental del Yaracuy en ocasión de tres fechas conmemorativas: Día del Parque Nacional Yurubí, Día del Agua y Día del Clima.
Pombilio, fundador de la Organización Arboriescalada de Venezuela, instructor técnico de tree climbing o arboriescalada y guía de turismo de aventura, presentó un conversatorio y una muestra fotográfica con la idea de compartir las experiencias de una expedición realizada en la Sierra de Aroa por un grupo de científicos de varios países que se han dedicado a explorar, estudiar y registrar los árboles más monumentales y gigantes del planeta.

Edison Pombilio, de la Organización Arboriescalada de Venezuela, mostró videos y relató experiencias tras 21 días de expedición en la Sierra de Aroa

Edison Pombilio, de la Organización Arboriescalada de Venezuela, mostró videos y relató experiencias tras 21 días de expedición en la Sierra de Aroa

“El estado Yaracuy es verdor. Las posibilidades de desarrollar aquí el turismo de investigación, de naturaleza y de aventura son infinitas. En eso hay visión y es importante abrir esa perspectiva, especialmente para nuestros estudiantes de Turismo. Que ellos vean que aquí hay una alternativa”, mencionó Pombilio, quien durante una amena tarde transmitió su inspirador optimismo y su compromiso absoluto con la naturaleza.
La coordinadora del Cehotur, Maryely Martín, le dio la bienvenida en espacios del Cehotur acondicionados para disfrutar de una selección de las imágenes  tomadas durante la expedición, algunas de ellas desde lo alto de los árboles más gigantes de la Sierra de Aroa, por encima de los 60 metros de altura.
Pero no se trata solamente de la altura, precisó Pombilio. “Es la vida, el universo increíble que se desarrolla allí arriba. Entre 60 y 90 por ciento de la vida de la selva está ahí, en lo alto de los árboles, no en el suelo”, explicó. Además, en su opinión entre el ser humano y el árbol existe una unión indivisible. “No hay nada de la vida humana que no tenga que ver con los árboles”.

21 días en las alturas

Los asistentes disfrutaron de una muestra de fotografías de la expedición, tomadas por los escaladores

Los asistentes disfrutaron de una muestra de fotografías de la expedición, tomadas por los escaladores

El conversatorio se transformó en un ameno compartir de experiencias, en una fusión de imágenes, videos y relatos íntimos de la expedición cuyo trabajo de campo se efectuó durante 21 días, teniendo siempre presente la vinculación con el turismo y el contexto del aprendizaje.
“Estamos en un proyecto, trabajando un grupo de personas de diferentes países de Europa y Latinoamérica, para tratar de conseguir los árboles más gigantes del planeta. Viajamos por los países haciendo esta investigación, no solo por deporte o pasión, sino también para arrojar datos científicos importantes”, precisó Pombilio.
Hasta ahora los escaladores de árboles han estado en Francia, Italia, España, Austria, Eslovenia, Croacia, Ecuador, Venezuela, y ahora preparan una visita a Uruguay y Brasil. “Tenemos un proyecto especial para la Amazonia”.
La expedición en la Sierra de Aroa se efectuó después de tres meses de preparación. “Detrás de una expedición como esta hay mucha gente trabajando, no solo quienes van a escalar. En campo estuvimos siete personas, tres escaladores, pero hay todo un equipo técnico que brinda el apoyo necesario”, detalló.
El registro científico de los árboles incluye aspectos como su altura, proyección de la sombra, la medida de la circunferencia; además, los investigadores toman muestras de animales y plantas que crecen en los árboles.
En esta oportunidad, los tres escaladores: Edison Pombilio de la Organización Arboriescalada de Venezuela, Andrea Maroe, de SuPer Arbori, de Italia, y Pedro Álvarez, de España, fueron al mismo tiempo los fotógrafos que registraron toda la experiencia desde las alturas, en un impecable trabajo que fue mostrado a estudiantes, docentes y servidores turísticos de Yaracuy.

Llamado de atención
Durante el conversatorio, Pombilio hizo un llamado a atender los árboles de nuestras ciudades. Mostró imágenes que evidencian daños provocados a algunas especies de San Felipe, Independencia y Cocorote, e invitó a conocerlos e interesarse en preservar esos reservorios de la vida urbana.

Print Friendly, PDF & Email