Personas de diversas instituciones y comunidades del estado vienen disfrutando de tres menús con platos venezolanos Universidad

Sabores venezolanos son enaltecidos en restaurante escuela de la UNEY


Prácticas profesionales mixtas permitieron reabrir el servicio

Con sabores mantuanos, delicias vegueras y platos elaborados “al pie del Chimborazo”, los estudiantes de la mención Gastronomía del PNF en Turismo evidenciaron su formación, basada en la prestación de servicios con criterios de calidad e identidad local

La coordinadora del Cehotur, Maryely Martín, en la reapertura del Restaurante escuela Colibrí, junto a la estudiante Olymar Ortiz

La coordinadora del Cehotur, Maryely Martín, en la reapertura del Restaurante escuela Colibrí, junto a la estudiante Olymar Ortiz

(Prensa UNEY – Verónica Pérez Traviezo).- Con tres menús que enaltecieron los sabores venezolanos y yaracuyanos, la Universidad Nacional Experimental del Yaracuy (UNEY) reabrió su Restaurante Escuela Colibrí, como parte de la práctica profesional de los estudiantes del Programa Nacional de Formación en Turismo (PNFT) mención Gastronomía.
Durante tres viernes, los espacios del Centro de Estudios para la Hospitalidad y el Turismo (Cehotur) de esta casa de estudios vienen sirviendo almuerzos, con tres menús distintos elaborados, diseñados y dirigidos por los estudiantes Olymar Ortiz, Leonardo Martínez y Ronny Villalobos, quienes estuvieron al frente del servicio de alimentos y bebidas con un ejercicio de práctica de vocación, con la asesoría, el apoyo permanente y el trabajo de tutores y docentes, tanto del PNFT como de la Coordinación de Ciencia y Cultura de la Alimentación, así como el acompañamiento de estudiantes de los trayectos II y III del PNFT.

Estudiantes de la mención Gastronomía del PNF en Turismo de la UNEY fueron responsables de diseñar los menús y coordinar todo el servicio

Estudiantes de la mención Gastronomía del PNF en Turismo de la UNEY fueron responsables de diseñar los menús y coordinar todo el servicio

La coordinadora del Cehotur, Maryely Martín, expresó su profunda satisfacción y alegría por esta nueva etapa que permitió “materializar una visión, un trabajo y una voluntad conjunta de muchos actores dentro de la universidad, que hicieron posible la reapertura del Restaurante Escuela Colibrí, a partir de un formato de práctica profesional mixta para la primera cohorte de licenciados en Turismo, mención Gastronomía, del PNFT”.

Con una presentación impecable, en un ambiente de total armonía y con el fondo de talento en vivo interpretando armoniosas y delicadas piezas musicales, cada servicio incluyó abreboca, entrada, plato principal, postre y bebida. Los menús fueron denominados “Sabor mantuano”, el cual contempló platos identificados con el período colonial y de Independencia venezolana; “Delicias vegueras”, con platos del llano, y “Al pie del Chimborazo”, con preparaciones yaracuyanas.

Verdadera universidad productiva

Personas de diversas instituciones y comunidades del estado vienen disfrutando de tres menús con platos venezolanos

Personas de diversas instituciones y comunidades del estado vienen disfrutando de tres menús con platos venezolanos

“Nuestros tres estudiantes hicieron posible toda la gestión, la conducción, el diseño del menú y la puesta en valor del servicio gastronómico, con tres menús con identidad local. Estamos muy complacidos, pues además cumplimos con una política del Estado venezolano, del Ministerio del Poder Popular para la Ciencia y Tecnología, en función de continuar forjando una verdadera universidad productiva, que está formando el talento local con las habilidades y competencias, desde el emprendimiento y desde una prestación de servicios con criterios de calidad e identidad local”, dijo la coordinadora del Cehotur.
Martín agradeció el total e irrestricto apoyo de las autoridades rectorales, docentes y miembros del personal administrativo y obrero de la universidad para lograr este objetivo, que además constituyó una oportunidad de poner al servicio de la colectividad yaracuyana parte del proceso de formación que se desarrolla en los espacios de la UNEY. Asimismo, agradeció a diversas personas e instituciones que brindaron un apoyo excepcional: Diego Guzmán, director titular de la Orquesta Sinfónica de la Juventud Yaracuyana y Conservatorio Blanca Estrella de Méscoli; al alcalde José Mujica y la Alcaldía de Independencia; la Posada Granja Momentos; el Museo Carmelo Fernández y su director, Juan Carlos Martínez; la profesora Nelvis Hernández, de la Biblioteca Pública Félix Pifano, entre otras personalidades cuyo aporte resultó clave para la reapertura del restaurante.

Print Friendly, PDF & Email